1. Muy pocas veces vas a conseguir plasmar aquello que tienes en tu cabeza. Lo que tienes en tu cabeza es abstracto, y en el mundo de lo concreto la costumbre es que las personas, la suerte y el tiempo hagan todo lo posible por darte por el culo. Acéptalo con agradecimiento.
     
  2. Cuantas más cosas hagas, más fácil es que más cosas escapen a tu control. Parece al contrario, pero no lo es. Los que se dedican a hacer micromanagement son macroparanoids.
     
  3. No puedes convertirte en enemigo de ti mismo.
     
  4. Si cometes un error, repítelo más veces para convertirlo en estilo.
     
  5. La experiencia es una ventaja y a la vez una trampa. Conocer el precipicio que estás a punto de volver a saltar agota y traumatiza. Olvídate de lo que sabes. No sabes nada.

1 Comment