En una época en la que puedes decir lo que quieras, decir demasiado, decirlo todo, puede hacer creer a la gente que estás mintiendo.

Es decir, a veces necesitas ocultar parte de tu vida o cambiar información para decir algo más importante sobre ti.

La narrativa en redes sociales es el arte de decir las cosas adecuadas en el momento adecuado; de dosificar la información, compartir lo justo y necesario para que se entienda quién eres, qué quieres y qué ofreces al resto de la comunidad, sin traicionar a tu esencia.

Si te comportas contigo mismo como si fueses una revista, o una serie de televisión, tendrás claro, por lo menos, qué publicar la semana que viene. No necesitas tener un plan; no necesitas manufacturar tu imagen. Necesitas filtrarte a ti mismo.

Y eso es más difícil de lo que puede parecer, porque para poder hacer esto bien, primero hay que conocerse.

4 Comments