Hay tantos libros de escritura por ahí que da hasta vergüenza. Todos, al final, explican lo mismo: en una historia tienen que pasar cosas inesperadas pero inevitables que tienen que revelar un cambio en uno/varios personajes para, al final, transmitir algo. 

En cristiano, que tiene que ser entretenida, reveladora y, a ser posible, que tenga una visión clara detrás. Sentido común. 

Entonces, ¿de qué hablan los libros de guión? De las cosas que tienen que pasar en cada página. A veces, con un nivel de detalle, repito, embarazoso.

¿Cómo va a sorprender una historia hecha en una plantilla?  ¿Cómo va a revelarte algo yn cliché con patas? ¿Cómo te van a transmitir algo que se quede en tu cabeza si todo el mundo te dice lo mismo?

Hoy, estamos tan sobresaturados de fórmulas que las olemos. Necesitamos autenticidad, amateurismo, fallos. Así, por lo menos, sabremos que quien está al otro lado es una persona. 

Comment