Nota mental.

Microexplosiones cerebrales. Todos los domingos.

 

No sé qué te voy a mandar, solo sé que si te lo escribo es porque, de alguna forma, he sentido que me ha hecho pensar las cosas de otra manera. Y espero que a ti también.

Solo necesito tu correo electrónico:


(Te va a aparecer una ventana pop-up para asegurarte de que eres humano. Después, recibirás un mail de confirmación.)